Salir a comer en los mejores restaurantes en Medellín es un placer que la mayoría nos damos una vez al mes. Es un momento en el que se disfruta con familia y amigos, y además se goza de un ambiente campestre, de música en vivo, de una celebración, o de cualquier otro de los rasgos que distinguen espacios como los nuestros. Asimismo, es el momento para adquirir hábitos de comida sana aún cuando la comida típica colombiana se caracteriza por las harinas y los fritos. Aquí les explicamos cómo.

Claves para comer saludable en los mejores restaurantes en Medellín

  1. Elige el mejor restaurante

El razonamiento es muy fácil, si estás antojado de la mejor bandeja paisa, de la mejor picada, del mejor sancocho o del mejor mondongo, ¡ven a El Rancherito! Tenemos un menú para todos los gustos, además unas prácticas de cocina ejemplares.

  1. Revisa el menú antes de ir

En El Rancherito tenemos el menú en nuestra web para que te puedas antojar antes de salir de casa. Elige entre cientos de platos para todos los gustos, incluidos menús infantiles, ensaladas y una amplia oferta de licores. Esto, nuestro sabor y la esmerada atención nos ha hecho uno de los mejores restaurantes en Medellín.

  1. Antes de salir come un fruta o un pasabocas saludable

El hambre es la gran enemiga de comer sano, ¿por qué? Básicamente porque cuando se tiene hambre solo se piensa en llenar el estómago con lo primero que se encuentre. Mejor dicho, no elegirás bien lo que quieres. Consumir una fruta antes de salir mantendrá los niveles de glucosa en niveles normales, lo cual te permitirá escoger lo qué realmente quieres; una carne, un ajiaco, pescado o una ensalada.

  1. Elige los acompañantes más saludables

Todos o por lo menos la mayoría de los mejores restaurantes en Medellín ofrecen platos cuyas guarniciones se pueden cambiar. Cuando sea así opta por ensalada cada vez que puedas, o si gustas de papas que sean al vapor y no fritas.

  1. Come despacio y conversa más

Entre bocado y bocado coloca los cubiertos sobre la mesa, así tendrás tiempo de escuchar a tus acompañantes y a tu cuerpo; este te indicará cuando está satisfecho. Por otra parte, tampoco es imperativo acabar todo el plato, deja para llevar a casa y espacio para el postre.

  1. Comparte tu postre

Salir a comer es una experiencia para compartir compañía, tiempo, sentimientos, opiniones y por qué no, el postre. Es la tentación final a la que (casi) nadie puede escapar; pero si cedes un trozo la porción será más pequeña. Una alternativa al postre es pedir frutas o una sobremesa que las tenga como base. Un café o un té bajos en azúcar son igualmente válidos como cierre final a las más rica receta típica.

En El Rancherito no solo cuidamos del sabor de nuestra tradición, también cuidamos de ti.