¿Que cómo llegamos a ser uno de los mejores restaurantes en Medellín? Es difícil saberlo, pues es mucho el empeño que hemos puesto en otorgar calidad a todo lo que hacemos y en seguir las tradiciones que dictaron los fundadores y hoy marcan nuestro camino. Es por eso que El Rancherito sigue dando los pasos que considera correctos para ser un referente del sector a nivel nacional y una de las primeras opciones a elegir cuando se trata de disfrutar de la comida típica más deliciosa de la región.

No obstante, si hacemos un recuento, son cinco las claves que nos han puesto en el lugar que ostentamos, estar entre los mejores restaurantes en Medellín y ser ganadores por segunda vez a los Premios La Barra.

Nuestros principios

Cultivar aptitudes

En El Rancherito constantemente estamos actualizando los conocimientos a todos los niveles para ofrecer experiencias gastronómicas únicas. Esto lo vemos necesario para enriquecernos no solo de nuevas recetas, sino de todas las culturas del país. También nos gusta estar al tanto de las nuevas tendencias que se imponen en otros lugares.

Potenciar la mejor actitud

Para ser uno de los mejores restaurantes en Medellín, donde la oferta gastronómica crece a diario, hay que entender que la cocina no solo se trata de comida. Hay igualmente un esmero por la excelencia en todo lo que se hace, en el servicio, las sedes, los domicilios, en los precios, etc.

Crear un equipo extraordinario

Cualquier establecimiento está construido sobre sus personas. En El Rancherito tenemos un equipo profesional e interdisciplinario para cubrir todos los ángulos de la comida, la atención y la comunicación. Asimismo, nos esmeramos para que cada persona tenga un rol definido para que entregue lo mejor de su especialidad.

Tener valores definidos

Para pertenecer a los mejores restaurantes en Medellín hay que tener unos valores corporativos y humanos muy definidos. En nuestro caso son los que dictan el norte a seguir. Nuestras convicciones más férreas son las de seguir la tradición de la cocina típica colombiana y el compromiso con la excelencia y el conocimiento.

Trabajar con pasión

La pasión es el motor que nos mueve en El Rancherito; es el impulso que nos ha llevado al lugar donde estamos y a dotar todo lo que hacemos de un sello personal e inconfundible. Es lo que nos inspira a evolucionar y crecer. Hoy el número de sedes y la apertura en Pereira es muestra de ello y solo un pequeño avance en las metas propuestas.

Conectarse son las raíces

El Rancherito ha llegado a ser uno de los mejores restaurantes en Medellín gracias precisamente, a que desde su nacimiento, se vinculó profundamente con la cocina ancestral y todo lo que ella representa. Los mismos sabores, olores y colores de antaño siguen presentes en nuestra carta.